Brooklyn, finales de octubre

Todos tenemos issues en esta ciudad, nadie sale entero de aquí. Y el peor momento es cuando te das cuenta de eso, de que el monstruo esquizoide que te está creciendo en el estómago es fauna autóctona de Nueva York y entonces empiezas a justificarlo, a darle de comer. Te miras la panza, en lugar exacto en el que crece el nudo y lo miras con-cariño-casi-maternal. Ese momento en que, al contrario de lo que pensabas, descubres que la ciudad es tu huésped (parásito y huésped son sinónimos), que lo llevas contigo, y empiezas a tratarlo con complacencia

Supongo que la fórmula adecuada sería ignorarlo, pero es difícil. Ese oportunista que se alimenta de tu energía te devuelve el favor en forma de extraña, abrupta y trágica autoconciencia, pareciera que tú eres más tú cuando abrazas de corazón tus traumas, estos traumas con los que la ciudad te obsequia, el regalo de bienvenida en la almohada del hotel, el mensajito hermético dentro de la galleta de la suerte, escrito en un inglés extraño, anquilosado, quizá por eso todavía más turbador a pesar de su aparente falta de sentido. Pero habría que ignorar al monstruo hasta el punto de siquiera intentar deshacerse de él, aprender a ser feliz a pesar del monstruo, con el monstruo acurrucado en la panza y sin alarmarse de sus sacudidas. Salir a conocer a los hospedadores de otros monstruos y cenar comida tailandesa sin mencionarlos, sin mirarle al otro el ombligo adivinando los temblores. Quizá en algún momento hacer alguna alusión indirecta, muy velada, simplemente para constatar que el otro mantiene una igual relación de displicencia con su huésped, asegurarnos que no tenemos delante a un obseso de la negación, a un enfermo que a la larga terminará rompiendo en pedazos la cuarta pared para hacerse una catarsis-newyorkina.

Por lo demás, nada nos asegura que el ovillo de monstruo en la boca del estómago no vaya a seguir creciendo, a pesar de nuestra indolencia, hasta hacerse con todo, hasta ocuparnos y ser nosotros ya solo monstruo, ya solo Nueva York.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s