La victoria

Yo que ya he luchado y ya he perdido, a dónde iré a parar, bajo qué cemento dormirán los huesos el sueño de los héroes malogrados. Yo, que ya he perdido y ya he mostrado la bandera orgullosa de mi fracaso frente a los que siquiera lucharon, qué me queda, qué me falta. Y si no me espera el descanso del guerrero, qué travesía empezaré. Cuál será mi éxodo.

Y tú, que todavía no has luchado ni has perdido, a dónde marcharás cuando seas el último sobre la Tierra. Qué celebraciones postergarás, qué rabia cultivarás en tu entraña. Cuando no quede un culpable ni un inocente, a quién volverás el rostro, a quién darás esa espalda de la que te jactas.

Somos iguales, tú y yo, en el instante somos lo mismo. Solo que yo ya he luchado, y ya he perdido.

A la postre voy derramando un racimo de felices cadáveres, llevan puesto el reflejo pequeño de una victoria que es eterna porque no fue.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s