25 de junio, Madrid

Esa sensación de estupidez cuando son las cuatro de la mañana, tienes que madrugar y sientes fobia de irte a la cama. Como si estuvieras esperando a que pasara algo. Pero no pasa nada. Nada. A las cuatro y doce, nada de nada. ¿Por qué da tanto miedo? Es el único indicio de que algo no va bien; tienes amigos, sales, por fin el verano se ha dignado a aparecer… Tu libro, tus ideas para cuentos, tu bloqueo, el tiempo, este inmenso tiempo libre tan ancho como asfixiante. Todo marcha ma-ra-vi-llosamente.

Las paredes, el tiempo, el verano, las paredes señalándote con un dedo acusador. Nada. Todo bien.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s